Ardida


Parpado

Mientras respaldaba mi colección de fotos que tomé en Europa (mas o menos 6,000) me encontré con una foto magnífica. Y sucedió que estando en Italia un día desperté con un dolor de párpados terrible. Resulta que, a pesar de haber usado lentes de sol, me había quemado los párpados. Era un dolor indescriptible. Lo mejor fue intentar encontrar un medicamento en una farmacia Italiana. Que agobio. Era tal la quemazón que me había dado que de hecho mis párpados se estaban descarapelando. Por eso tomé esta foto. Bueno mas bien por eso Rebe tomó esta foto. Y para ser sincera no se por que me veo tan contentita. Debí de haber estado derramando lagrimas de dolor. Bueno, tal vez lo estaba haciendo pero se evaporaban al instante. Era como si viviesen en un horno a su mas alta temperatura. Ah Italia… La próxima vez que viaje a tal ciudad, me aseguraré de comprar unos reflectores parpadentales. Just in case. 

Sin mas por el segundo, me despido. Esperando que sus vidas cotidianas broten en relatividad al azar. 

Peace Out!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *