Un deseo a diario

Mis estupefactos Jaco-surfers:

Es ya bien sabido que Jacopava se encuentra viajando sola por territorio Europeo. Algunas personas me preguntan si no me aburro viajando sola. Sin querer tomarlo como un insulto, digo, como es posible que yo me auto-aburra a mi misma? analizo la pregunta, y la respuesta es : No, no me aburro estando sola. Aunque el otro día mientras reposaba en mi habitación encontré lo que parecía ser una desventaja. Tecleaba una fabulosa historia en mi famosísimo Jacoblog y noté que algo había aterrizado en mi dedo pulgar. Una pestaña. Es clásico que cuando estas en compañía de alguien lo primero que haces es juntarla entre tu dedo pulgar y el dedo pulgar de la persona, pedir un deseo y ver a quien se le queda pegada. Fue muy triste no poderme dar ese lujo, y si, lo resentí bastante. Pero como Jacopava solo le ve el lado positivo a la vida, decidí juntar a esta misteriosa pestaña (que espero haya sido mía) entre mi dedo pulgar izquierdo y el derecho. Quien gana el deseo? Pues yo! Lo que parecía una catástrofe universal lo convertí en un paraíso de deseos. Y ahora tomo suplementos vitamínicos para debilitar las raíces de mis pestañas y poder tener por lo menos un deseo diario. 

Después de haber desbordado abundante sabiduría, me retiro. Tengo cosas que hacer que requieren mi acción inmediata. 

Recuerden ver las cosas desde distintos ángulos,si les da flojera la cambiadera de ángulo, entonces vean las cosas del mismo ángulo pero con distintos lentes.

Peace Out Jaco-surfers!

1 Comment Un deseo a diario

  1. Daniela

    Porque borraste lo de ayer?????…………… jajajaja, en cuanto a la pestaña, lo más fácil hubiera sido pedir un deseo por cada dedo, y el que que gana, se le cumple! jajajajaja

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *